Masajes

Nos especializamos en tres objetivos específicos

 

Reductores: Los masajes reductivos son amasamientos que se hacen a la piel con el objetivo de moldear el cuerpo, reducir las medidas y mejorar la silueta. 

 

Reafirmantes: Están indicados para personas que presentan una piel con flacidez en abdomen, glúteos, piernas o brazos. La pérdida de peso es siempre saludable. Sin embargo, en algunos casos, esta viene acompañada con algo de flacidez. Con el masaje reafirmante se devuelve a la zona esa falta de nutrientes y oxígeno necesarios, consiguiendo de esta forma reafirmar el tejido y dar un aspecto más joven a la piel.

En este tipo de masajes se utiliza una crema especial para potenciar la reafirmación del tejido.

 

Anti-Celulitis: Los masajes ayudan a aumentar la circulación sanguínea y ponen en marcha el drenaje linfático. Además, es relajante y estimulante y en ocasiones puede aliviar algunos dolores y molestias que tengamos. Evita la retención de líquidos y disminuye el nivel de hormonas del estrés, y el conjunto de todos estos beneficios puede reducir y evitar la aparición de celulitis.